PRUEBAS A ALIMENTOS



PRUEBAS A ALIMENTOS

Se pueden emplear pruebas cutáneas (con extractos alergénicos o directo del alimento) También se realizan análisis de sangre para confirmar que usted tiene una alergia alimentaria.

Con las dietas de eliminación, usted evita el alimento sospechoso hasta que desaparezcan los síntomas y luego se reintroduce el alimento para observar si se presenta la reacción alérgica.

En la prueba de provocación (prueba de exposición), usted ingiere una pequeña cantidad del alérgeno del alimento sospechoso bajo supervisión médica.

Este tipo de examen puede ocasionar reacciones alérgicas graves y sólo debe ser realizado por un médico.

Siempre es importante hacer una historia clínica detallada y complementar con los estudios o pruebas que se requieran para determinar la existencia de una alergia alimentaria.







Se pueden emplear pruebas cutáneas (con extractos alergénicos o directo del alimento) También se realizan análisis de sangre para confirmar que usted tiene una alergia alimentaria.

Con las dietas de eliminación, usted evita el alimento sospechoso hasta que desaparezcan los síntomas y luego se reintroduce el alimento para observar si se presenta la reacción alérgica.

En la prueba de provocación (prueba de exposición), usted ingiere una pequeña cantidad del alérgeno del alimento sospechoso bajo supervisión médica.

Este tipo de examen puede ocasionar reacciones alérgicas graves y sólo debe ser realizado por un médico.

Siempre es importante hacer una historia clínica detallada y complementar con los estudios o pruebas que se requieran para determinar la existencia de una alergia alimentaria.