DERMATITIS ATOPICA



DERMATITIS ATOPICA

La dermatitis atópica es un problema inflamatorio crónico de la piel que se caracteriza por ronchas, enrojecimiento y comezón, piel seca y sensible. Se presenta sobre todo desde los primeros meses o años de vida. Estas manifestaciones llegan a ser tan molestas que repercuten en la calidad de vida del paciente.. Algunas veces se relaciona otras enfermedades alérgicas como rinitis y asma. Las lesiones por lo general tienen una forma y distribución específica, dependiendo de la etapa en que se encuentre y de la edad. Ocasionalmente hay una causa alérgica a la que le podemos atribuir las manifestaciones, sin embargo solo es un porcentaje de los casos, por lo que los estudios de alergia deben ser considerados de acuerdo al caso en particular.



Tenemos que evitar a toda costa el rascado ya que al herir la piel podemos propiciar la entrada de bacterias, El problema no tiene cura, la historia natural es que se controle con los años , aunque en algunos persiste toda la vida, mientras tanto deberán aplicarse algunas medidas, es decir, que la piel se encuentre bien durante el tiempo que pudiera manifestarse este estado.

El tratamiento consistirá en:

  • • Medidas generales para el cuidado y protección de la piel.

  • • Medicamentos que controlen la comezón, disminuyan la inflamación y bloqueen sustancias bioquímicas que participen en la patogénesis

    de la enfermedad.

  • • Evitar todos aquellos factores relacionados con el inicio y el empeoramiento de los síntomas.








  • La dermatitis atópica es un problema inflamatorio crónico de la piel que se caracteriza por ronchas, enrojecimiento y comezón, piel seca y sensible. Se presenta sobre todo desde los primeros meses o años de vida. Estas manifestaciones llegan a ser tan molestas que repercuten en la calidad de vida del paciente.. Algunas veces se relaciona otras enfermedades alérgicas como rinitis y asma. Las lesiones por lo general tienen una forma y distribución específica, dependiendo de la etapa en que se encuentre y de la edad. Ocasionalmente hay una causa alérgica a la que le podemos atribuir las manifestaciones, sin embargo solo es un porcentaje de los casos, por lo que los estudios de alergia deben ser considerados de acuerdo al caso en particular.



    Tenemos que evitar a toda costa el rascado ya que al herir la piel podemos propiciar la entrada de bacterias, El problema no tiene cura, la historia natural es que se controle con los años , aunque en algunos persiste toda la vida, mientras tanto deberán aplicarse algunas medidas, es decir, que la piel se encuentre bien durante el tiempo que pudiera manifestarse este estado.

    El tratamiento consistirá en:

  • • Medidas generales para el cuidado y protección de la piel.

  • • Medicamentos que controlen la comezón, disminuyan la inflamación y bloqueen sustancias bioquímicas que participen en la patogénesis

    de la enfermedad.

  • • Evitar todos aquellos factores relacionados con el inicio y el empeoramiento de los síntomas.